Un clásico para fiestas de verano, en terrazas o en fiestas de Primera Comunión. Las rayas marineras, azul y blanco con detalles de madera o ratán siempre quedan bien.